Después de un difícil comienzo de la semana, los mercados de acciones de EE.UU. acumulan dos días consecutivos de subidas. Además, hoy en la preapertura los principales índices suman posiciones: el Dow Jones sube un 0,38%, el S&P 500 un 0,46% y el Nasdaq un 0,41%. Mientras, en el mercado de divisas, el euro-dólar recupera las 1,30 unidades y, en el de renta fija, la rentabilidad del bono a 10 años se sitúa en el 2,54%.

Tras dos días de subidas –las de ayer justificadas por la revisión a la baja del dato de PIB trimestral- hoy los inversores buscarán motivos para permanecer en el mercado en los datos de empleo semanal y los ingresos mensuales.

El Departamento de Trabajo dará a conocer su informe semanal sobre las solicitudes iniciales de desempleo esta tarde, mientras que el Departamento de Comercio dará a conocer un informe sobre los ingresos y gastos personales de los estadounidenses de mayo.

El consenso de los economistas encuestados por Briefing espera que las solicitudes de desempleo asciendan a un total de 345.000 en la semana terminada el 22 de junio. Mientras que se espera que los ingresos personales de los estadounidenses aumentaran un 0,2% en mayo, con un aumento de 0,4% para el gasto.

En el plano empresarial, la atención estará puesta en las cuentas trimestrales que presenten la constructora de viviendas KB Home y la compañía alimentaria ConAgra Foods. Estas compañías rendirán cuentas antes de la apertura, mientras que Accenture y Nike dará a conocer sus resultados después del cierre del mercado.

Wall Street subió con fuerza el miércoles, ya que los inversores apostaron a que la última revisión a la baja del PIB justificaría que la Reserva Federal mantenga los estímulos económicos y no comience a reducir las inyecciones de liquidez a finales de este año, como Bernanke reconoció que barajaban.

El índice industrial Dow Jones subió 150 puntos, o un 1%. El Nasdaq ganó un 0,9%, mientras que el S & P 500 saltó un 1%.