Al otro lado del Atlántico poco, o nada, recuerda a la Semana Santa. El de los resultados empresariales será el único desfile al que asistan los inversores de Wall Street. Morgan Stanley, General Electric o  Apple, que anunció sus beneficios ayer al cierre, compartirán protagonismo con la avalancha de resultados macroeconómicos. En una jornada en la que el euro cotiza en loas 1.46 dólares y el oro sigue marcando máximos, por encima de los 1.500 dólares.

De nuevo el sector tecnológico vuelve a destacar. Hoy Apple cotizará las cifras publicadas ayer al cierre. Beneficio neto de 5.990 millones de dólares que incrementaron en un 94.8% las cifras publicadas en el primer trimestre del año anterior. Y es que a pesar del terremoto en Japón, la tecnológica vendió 4.7 millones de su tableta iPad.

Sin embargo, el optimismo no termina en las tecnológicas. Uno de los mayores referentes de Wall Street, General Electric, ha incrementado un 77% sus beneficios, batiendo expectativas y anunciando un incremento en el dividendo. Los títulos de la industrial suma algo más del 4.8% en preapertura.

En el sector financiero los resultados de Morgan Stanley han superado las expectativas del mercado, a pesar del descenso del 45% en sus beneficios. La respuesta, en la preapertura de Wall Street, es una revalorización del 2,2% en sus acciones.

En el plano macroeconómico, el dato de paro semanal  servirá para calibrar la evolución del mercado laboral. La última jornada de la semana en la Bolsa de Nueva York aportará además referencias sobre el mercado inmobiliario, sobre la actividad en el área de Filadelfia, y el índice de indicadores adelantados.

A la espera de esta batería de datos macro, la divisa estadounidense sufre un nuevo correctivo. El euro recupera los 1,46 dólares, en máximos de más de 15 meses. Las subidas se repiten en el mercado de commodities. El precio del barril tipo West Texas escala hasta los 112 dólares, y el oro renueva récords por encima de los 1.500 dólares la onza.