El presidente del Banco Central Europeo, Mario Dragui, centra hoy la actualidad económica no tanto por la más que probable reducción de tipos de interés un cuarto de punto porcentual, sino porque más de un analista prevé un anuncio relacionado con facilitar el acceso al crédito a la banca. En la jornada previa a la Cumbre de la eurozona, las bolsas europeas tiemblan sin saber hacia dónde virar y, mientras, Wall Street apunta tímidamente al negativo. El euro/dólar, que sigue en las mismas, aún se mantiene en niveles de 1,35.


El discurso de Mario Dragui a partir de las 14:30 hora española podría dar alas a la renta variable y especialmente al sector financiero dado que sería el gran beneficiado de esas mejoras en el acceso al crédito que pasa, entre otros puntos, por aceptar como garantías activos que hasta ahora no eran váidos.

Los índices europeos que abrían esta mañana en positivo parecen no saber muy bien qué ritmo tomar; mientras que el Ibex 35 cede un 0,3%, el Cac francés se decide por las pérdidas cayendo medio punto porcentual mientras que el Dax germano se mantiene semiplano.

Ante la falta de referencias, los futuros de Wall Street apuntan al negativo de forma muy tímida con caídas que no van más allá del 0,20%. El Dow Jones pierde un 0,17%, muy similar al S&P 500; mientras que el tecnológico Nasdaq no llega ni a las décimas y se deja un más que discreto 0,06% en las horas previas a la apertura.

A nivel corporativo Alibaba está en busca y captura de 4.000 millones de euros para financiar su deuda y que permita al grupo además comprar una participación del 40% de Yahoo, según fuentes cercanas a la compañía.
Por su parte, Chevron intenta incrementar su gasto de cara a 2012 en una sexta parte del total con el objetivo de tomar parte de grandes inversiones en el extranjero, sobre todo, en proyectos en Australia.