En una jornada marcada por la presentación de resultados los futuros de Wall Street pronostican una apertura a la baja. El S&P se deja en torno a 8 puntos mientras que el DJ opera con descensos más elevados de hasta 62 puntos. Entre los protagonistas, Halliburton o Eli Lilly.
En plena jornada de presentación de resultados el principal mercado del mundo, Wall Street anticipa una apertura a la baja de sus índices más importantes. Tanto el Nasdaq como el SP y el DJ operan a la baja a pocos minutos de la apertura. Todo ello en una jornada en la que se acaba de conocer que la agencia de calificación Standar&Poors ha rebajado la perspectiva de la deuda estadounidense a negativo aunque ratifica la triple AAA.
 
En el ambiente aún los rumores de una posible reestructuración de la deuda griega, algo que ha sido desmentido en diversas ocasiones por distintas fuentes.
 
En el plano empresarial, los futuros de Citigroup repuntaban ligeramente a pesar de haber presentado un beneficio 32% menor que el primer trimestre del año pasado.
 
Otro de los protagonistas de la jornada es Halliburton. La segunda compañía mundial de servicios petroleros del mundo, avanzaban un 2,8% a 48,15 dólares en las operaciones antes de la apertura del mercado, tras resultados positivos en el primer trimestre del año.
 
También atentos a las acciones de Eli Lilly que subían más de un 1,5%. Todo ello después de que la farmacéutica anunciara ganancias mejores a las esperadas por el consenso del mercado en el primer trimestre.