Los futuros de los principales índices bursátiles del Viejo Continente preveían que habrá pérdidas en la jornada de hoy, algo menos de media hora antes de la apertura de los mercados. Los mercados europeos finalizaron ayer en rojo, arrastrados por los resultados del sector bancario, especialmente Fráncfort, cuyo índice DAX 30 cedía el 2,51%, seguido del parqué milanés, cuyo selectivo FTSE MIB retrocedió el 2,03%, en tanto que el CAC-40 de París se dejaba el 1,92% y la plaza londinense perdía el 1,82%.