Un estudio realizado por Aviva Investors pone de relieve que el 90% de los inversores europeos va a aumentar sus asignaciones a activos de rentabilidad absoluta.

Un estudio reciente en el que han participado inversores españoles y de otros países europeos que suman casi 280.000 millones de euros en activos gestionados ha puesto de relieve que prácticamente el 90% va a aumentar sus asignaciones a estrategias de rentabilidad absoluta durante los próximos tres años.

El estudio, realizado durante una conferencia sobre rentabilidad absoluta organizada por Aviva Investors en Londres el pasado mes, también ha revelado que más del 70% de los inversores piensa que los fondos UCITS podrían aumentar su cuota en el mercado de rentabilidad absoluta y que su liquidez y transparencia son una ventaja para los inversores. Un 67% de los encuestados señaló que la seguridad normativa del formato UCITS los convierte en productos más atractivos.
Al ser preguntados sobre qué buscaban a la hora de elegir una gestora de rentabilidad absoluta, los inversores fueron unánimes al señalar que el marco de gestión de riesgos dentro de la estrategia es el factor más importante. Además, el 80% prefiere una gestora de fondos con experiencia en el uso de técnicas de inversión alternativa y el 67% también demanda una trayectoria de rendimiento superior en las estrategias.

Paul Moody, responsable de gestión de clientes internacionales de Aviva Investors, señaló: «Los cambios en el entorno durante los últimos años, junto con las rentabilidades extremadamente bajas de las inversiones en activos monetarios, provocaron que los inversores europeos comenzaran a buscar rentabilidades con independencia de las condiciones del mercado. No obstante, después de la crisis crediticia los inversores son muy cuidadosos cuando toman decisiones de asignación de activos. Quieren saber qué podría pasar si ocurre un acontecimiento extremo y, por lo tanto, los procesos de gestión del riesgo desempeñan un papel crucial. Esto no quiere decir necesariamente que los inversores sean reacios a asumir riesgos, si no que esperan que sus gestoras les ayuden a medir los riesgos que están tomando».
Las áreas del sector de la rentabilidad absoluta que más interesan a los inversores europeos son los productos global macro (67%), volatility trading (67%), long/short equity (60%) y market neutral (53%). Aproximadamente la mitad de los inversores encuestados cree que unas clasificaciones sectoriales más claras y una comunicación más transparente sobre las estrategias de inversión de los fondos les ayudarían a tomar decisiones de asignación de activos mejor informadas.

Paul Moody añadió: «Existe un interés indudable por varios estilos de inversión en diferentes clases de activos en el mercado de rentabilidad absoluta, lo que dificulta el trabajo de selección de fondos. Pueden diferir en los índices de referencia, los perfiles de riesgos y los plazos para conseguir la rentabilidad absoluta. En algunos casos, el riesgo es el valor relativo y en otros la dirección del mercado desempeña un papel esencial. Las gestoras de fondos tenemos que informar a los inversores sobre los riesgos asociados con nuestros productos, así como las rentabilidades potenciales. Una comunicación más transparente sobre la estrategia de inversión de los productos y los riesgos que conlleva sería un paso en la dirección correcta y fomentaría la confianza, un elemento vital en el entorno que ha dejado la crisis crediticia».