El presidente de EEUU, Barack Obama, y su secretario del Tesoro, Tim Geithner, tienen bajas calificaciones en sus intentos de reavivar la economía de este país, según los resultados de una encuesta difundida hoy por el diario económico The Wall Street Journal. El rotativo neoyorquino hizo una encuesta entre 49 economistas, a quienes preguntó por las políticas económicas que lleva a cabo la Administración Obama para sacar al país de la crisis, y el resultado fue que "la mayoría se sintió insatisfecha".
Asimismo, señala que mientras las encuestas de popularidad dan al inquilino de la Casa Blanca tasas de aceptación de hasta el 60%, como una hecha la pasada semana por el mismo diario y la cadena NBC, cuando se trata de economía, "reciben suspensos". El 42% de los encuestados, indica hoy el diario, "calificó a Obama por debajo de 60" en una escala sobre 100, Geithner "recibió una media de 51" y el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, "lo hizo mejor y sacó 71".

El periódico indica, no obstante, que "muchos economistas se han equivocado de forma repetida en sus malos cálculos de cuán severa esta crisis puede ser", y recuerda que "de manera general esperaban que los descensos se acabaran en octubre (de 2008), y hace un mes decían que en agosto próximo". Los economistas consultados por el Wall Street Journal se muestran, según ese sondeo, igualmente divididos sobre si es suficiente o no la iniciativa de estímulo económico aprobada en febrero por 787.000 millones de dólares.

Así, mientras el 43% considera que el país necesita otro plan similar con 500.000 millones de dólares más, "otros son escépticos sobre si en realidad se necesita un plan de estímulo". También se destaca que las principales críticas de los expertos hacia "el equipo de Obama se centran en los retrasos a la hora de actuar en los rescates de los bancos". "Prometieron mucho y dieron poco", señaló al diario Stephen Stanley, de RBS Greenwich Capital, al tiempo que agrega que Geithner "prometió un gran discurso, y se presentó con un programa vago. La incertidumbre pende sobre la cabeza de todos".

El diario subraya, por ejemplo, que cuanto el secretario del Tesoro presentó el 10 de febrero pasado los planes de salvamento de la economía estadounidense, "ofreció muy pocos detalles, y la Bolsa se hundió". "Las calificaciones negativas de los economistas marcan un giro en la opinión. En diciembre, antes de que Obama asumiera el cargo, tres cuartas partes de los encuestados decían que el equipo económico de la próxima Administración era mejor que el que se iba", recuerda el Wall Street Journal. Agrega que ahora las calificaciones obtenidas por "Geithner son inferiores a la media de 57 que en enero recibió el ex secretario del Tesoro Henry Paulson".