El Ibex 35 desanda el pequeño camino hecho ayer con la banca lastrando el selectivo español. En concreto el índice ha cerrado en los 10.735 puntos tras caer en la jornada de hoy un 0,15%. En cuanto al mercado de materias primas el barril de referencia en Europa el brent se ha situado en el entorno de los de los 114 dólares mientras que el euro se ha situado sobre los 1,4073 dólares.
El sector financiero ha sido el más castigado hoy; y es que la mañana se llenaba de pesimismo al conocerse la intención del banco italiano UBI de ejecutar una ampliación de capital en 1.000 millón de euros con el fin de mejorar su ratio de capital Tier 1 al 8,01% antes del verano. El índice más castigado ha sido el italiano que ha arrastrado a los demás bancos europeos.
 
Además en el plano doméstico, el mercado trataba de digerir los planes de recapitalización de las cajas de ahorros presentados la víspera mientras que en un plano general, la central de Fukushima sigue siendo el principal foco de atención y preocupación de los inversores. Todo ello con la rebaja al rating de Portugal y las dudas en la apertura de Wall Street.
 
Así las cosas las principales entidades financieras españolas acaban la jornada en negativo. En concreto el BBVA ha cerrado con pérdidas del 1,5% mientras que el Banco Santander cierra con algo menos de recortes, 1,2%.
 
Telefónica, el valor de mayor ponderación del selectivo español, ha cerrado también en negativo con un recorte del 0,3%.
 
El valor más castigado sin embargo ha sido Mapfre, que se ha dejado un 1,85%.
 
En lado positivo, los valores que mejor se han comportado han sido Ebro Foods que se ha anotado un 2,96%.

También han destacado hoy Gas Natural y Endesa, con alzas del 2,5% y 1,9% respectivamente.