Las ventas del comercio minorista registraron en febrero un nuevo golpe. Cayeron un 4,8% respecto al mes de enero, según datos del INE.


Es el octavo mes consecutivo en el que los comerciantes a pequeña escala ven reducir sus ventas desde el repunte del 0,9% que experimentaron  en junio de 2010.