Parece que la batalla no ha hecho más que empezar; y es que las empresas del sector están dispuestas a llegar a la CE.
Las principales asociaciones empresariales fotovoltaicas están dispuestas a llegar hasta la CE, dónde pretenden denunciar un incumplimiento en el derecho comunitario de tal forma que se le abra un procedimiento de infracción contra España.
 
Todo ello debido a los recortes de primas en el sector.