El índice S&P/Case-Shiller que mide el precio de la vivienda en las 20 principales ciudades de Estados Unidos subió en abril un 0,7% desestacionalizado, la primera vez que esto ocurre en los últimos ocho meses.
Sin embargo, tomando el dato ajustado, el precio de la vivienda cayó un 0,1%, menos de lo esperado por los analistas consultados por Reuters, que era un descenso del 0,2%. En términos interanuales, el precio cayó un 4%, según este índice, peor de lo esperado, que era de un descenso del 3,9%.

"Los números ajustados muestran que gran parte de la mejora refleja el comienza de la temporada de compras de primavera-verano", aseguró David Blitzer, presidente del comité en S&P. "Es demasiado pronto para decir si esto es cambio de tendencia o es simplemente debido al mejor tiempo".