La salud de la economía alemana justificaría por sí misma una elevación de los tipos de referencia del BCE, consideran desde Carmignac Gestión.

"La salud de la economía alemana justificaría por sí misma una elevación de los tipos de referencia del BCE, por no mencionar una inflación anualizada del 2,4% para el conjunto de la zona del euro en el mes de enero", afirma Eric Le Coz, miembro del Comité de Inversión de la gestora Carmignac Gestion .

No obstante, este experto cree que "el Sr. Trichet deberá contentarse con comunicar un mensaje de vigilancia, pues una vuelta de tuerca monetaria correría el riesgo de precipitar una nueva crisis europea. Así pues, no consideramos que hayamos dejado la crisis atrás".