La Seguridad Social perdió en 2011 355.060 afiliados, un descenso del 2%, tras registrar en diciembre 18.609 cotizantes menos (-0,1%), con lo que el total de ocupados, en términos promedios, se situó al finalizar el ejercicio en 17.229.922.


La pérdida de afiliados en 2011 es superior a la registrada en 2010, cuando el sistema experimentó un descenso de cotizantes superior a las 218.000 personas. En 2008 y 2009, el sistema perdió 841.465 y 727.473 cotizantes, respectivamente,

Según datos facilitados hoy por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, el Régimen General, el más numeroso del sistema, fue el que registró la mayor caída del año, al perder 343.445 ocupados, un 2,59% respecto a 2010, seguido del Régimen de Autónomos, con 32.579 afiliados menos (-1%).