Detrás de la noticia, la rebaja de rating, la crisis política y el empeoramiento de las previsiones.
Cada vez es más caro el financiar la deuda portuguesa. Y es que a perro flaco todo son pulgas, la rebaja del rating, el empeoramiento de las previsiones y la crisis política están dificultando aún más la ya maltrecha economía lusa.

Así el bono a 5 años ha llegado ya al 9% de rentabilidad.