Son datos del barómetro del CIS correspondientes al mes de febrero, según los cuales el paro sigue siendo la principal preocupación de los españoles que ya alcanza al 83,9%.

Tras el desempleo, el 51,6% de los encuestados se refiere a los problemas de índole económico como principal preocupación, seguidos de la clase política y los partidos que pierden protagonismo durante el mes de febrero hasta el 17,8%.

De la misma manera, la gran mayoría de los ciudadanos, hasta el 79,2%, califica la situación económica de España como “mala o muy mala”, algo menos que en el anterior barómetro (cuando fue de un 80,6%), y tan sólo 2 de cada diez españoles confía en la recuperación económica de cara al año que viene.