Un problema grave y un montón de buenas noticias. Es a lo que se enfrenta Portugal Telecom. La tendencia doméstica de móviles lucha contra una política de dividendos y una línea fija nacional en vías de estabilizarse. Son las principales conclusiones de la conferencia de la operadora tras los resultados.

La nueva política de dividendo, con una retribución extraordinaria de 1.65 euros por acción y 0.65 euros anuales asegura un 21% de pay out en 2010 y se presenta como un soporte sólido para la acción. Por otra parte,  esto se basa en situaciones reales como el descenso de los dividendos en África, lo que les confía una alta credibilidad.

En el informe publicado  tras la Conference Call de los resultados, Portugal Telecom advierte de que la línea fija de negocios va en camino de un EBITDA estable en 2011. Además el desarrollo de la fibra óptica (100-120 millones de euros) reforzará la posición de la operadora el próximo año. La tendencia de los móviles siguen siendo la principal preocupación por lo que PT se centrará en el recorte de costes para compensar  esto.