El secretario general de la OPEP, el libio Abdalá El-Badri, ha instado a Occidente a tomar medidas para frenar la especulación financiera en los mercados de futuros de petróleo, el principal factor al que atribuye la imparable escalada de los precios del "oro negro". A su juicio, son necesarios controles más estrictos y hay que poner un freno a los especuladores., tras asegurar que en estos momentos la oferta y la demanda de crudo están equilibradas y los fundamentos del mercado no justifican los precios actuales, cercanos a los 100 dólares/barril.