La inflación china no baja del 6%, aunque septiembre descendió ligeramente una décima.

El Índice de Precios al Consumo (IPC) de China aumentó un 6,1 % interanual en septiembre, una décima menos que en agosto, cuando también mostró una tendencia descendente, informó hoy el Buró Nacional de Estadísticas.

Los precios de los alimentos, que representan un tercio del IPC y han sido la principal causa de la fuerte inflación este año, aumentaron un 13,4% en el noveno mes del año respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

En julio la inflación china marcó su máximo de 37 meses al ascender al 6,5%, disparando las alarmas ante un posible recalentamiento de la economía asiática y miedos en el seno del régimen a que las fuertes alzas de precios generaran descontento social.