Amey, la filial británica de la división de servicios de Ferrovial,  dijo el viernes que ha cerrado la financiación de un contrato de 3.100 millones de euros para el mantenimiento y gestión de la red de carreteras de Birminghan. El contrato, adjudicado el año pasado, tiene una duración de 25 años y el cierre de la financiación incrementará en 1.700 millones de euros la cartera del grupo español. En una nota de prensa, Ferrovial dijo que está previsto que los trabajos de mantenimiento y gestión de 2.500 kilómetros de vías y 5.000 de aceras comiencen en verano.