Tanto la economía de la Eurozona como la del conjunto de la Unión Europea se estancaron en el primer trimestre del año, según los datos oficiales publicados hoy por Eurostat.
A pesar de ello, supone una mejora respecto al cuarto trimestre de 2011, cuando en ambas zonas se registraron caídas del 0,3%, por lo que tanto la UE como la Eurozona logran evitar en recesión técnica.

En términos interanuales, el desempeño no fue mucho mejor, con la Eurozona también en crecimiento nulo y la UE creciendo un exiguo 0,1%, según los datos de Eurostat.

Alemania e Italia, cara y cruz

El dato se conoce después de que Alemania haya informado de que su economía creció un 0,5% en el primer trimestre del año, frente al 0,1% pronosticado por los analistas. La encuesta de sentimiento del ZEW muestra unas expectativas de que la economía germana crezca un 1,2% en el conjunto del año aunque podría verse influída por la situación de Grecia y la falta de resolución de los problemas en el conjunto de la Eurozona.

Por su parte,  el producto interior bruto (PIB) italiano retrocedió un 0,8% en el primer trimestre de 2012 con respecto a los últimos tres meses del año pasado, una contracción superior en una décima a la registrada a finales de 2011, cuando Italia entró técnicamente en recesión.  El Instituto Nacional de Estadística de Italia (Istat) divulgó hoy los datos provisionales para el PIB del país de enero a marzo pasados, cuando se registró la tercera caída trimestral consecutiva, tras el - 0,2% registrado de julio a septiembre y el - 0,7% de octubre a diciembre de 2011.