Los empleadores estadounidenses crearon 290.000 empleos en abril, bastante más de lo esperado, pero la tasa de desempleo subió al 9,9 por ciento, mostró el viernes un informe del Gobierno. El reporte del Departamento de Trabajo revisó también las cifras de empleo en febrero y marzo para mostrar que se agregaron 121.000 empleos más de lo estimado previamente. La tasa de desempleo, no obstante, subió al 9,9 por ciento al crecer el tamaño de la fuerza laboral.
Las nóminas no agrícolas han crecido ahora por cuatro meses consecutivos.

Los analistas consultados por Reuters esperaban que las nóminas no agrícolas mostraran la creación de 200.000 nuevos puestos de trabajo en abril y que la tasa de desempleo se mantuviera sin cambios en un 9,7 por ciento.