Los traders tienen una herramienta que no deben obviar a la hora de operar: la curva de tipos, ya que, como explica José Luis Cava, analista independiente, “nos adelanta con 12 meses lo que va a suceder en el mercado”.

“Para especular en bolsa hay que tener en cuenta que ésta descuenta las cosas por adelantado y, con las últimas noticias lo que hacemos en confirmar la tendencia”, con esta frase José Luis Cava, analista independiente, defiende y justifica el uso de la curva de tipos a la hora de hacer trading. La curva de tipos es el indicador que “recoge los tipos de interés que se forman en los mercados más líquidos del mercado”, explica el experto en el Trading Room organizado por Estrategias de Inversión.

Históricamente la curva de tipos tiene pendiente negativa cuando va a haber una recesión y la adopta entre 12 y 18 meses antes. Es decir, la curva nos anticipa con un año la formación de un techo en los mercados y una recesión”. De hecho, en 9 de cada 10 ocasiones que ha adoptado una pendiente negativa después ha habido una recesión.
Pero, ¿qué factores determinan la pendiente de la curva de tipos? “las expectativas de los inversores y la prima de riesgo que exigen los inversores”, explica Cava.

Sin embargo, algunos políticos no tuvieron en cuenta este indicador y tomaron decisiones erróneas, por ejemplo, “en marzo de 2006 la curva de tipos estaba invertida y Bernanke subió los tipos de interés y no empezó a bajarlos hasta agosto de 2007, cuando ya estábamos en recesión. ¡Grave error!”, advierte el experto. Después, “la curva de tipos de interés en 2007 anticipaba fuertes recortes de tipos a corto plazo y recuperación económica posterior, cuando la Fed inició un proceso de recorte de tipos hasta la banda cercana a 0”. Además, “el ETF del sector financiero adelantó que entrábamos en una crisis financiera al situarse por debajo de 0 en junio de 2007”.

De hecho, “cuando Bernanke pone en marcha el Quantitative Easing I y II la bolsa sube. Por ello, no hay que luchar nunca contra la Fed, ellos son los que mandan, los inversores deben ir a su rebufo “.

Y, ahora, ¿en qué situación nos encontramos? “Actualmente la curva de tipos adelanta un mercado claramente alcista desde julio de 2009, por lo que tenemos que adoptar una predisposición alcista”, dice Cava. Además, “los mercados no están descontando que vaya a haber una subida de tipos, tampoco descuenta riesgo inflacionista y, si se aprobara el QEIII se puede comprar a saco”.

Las señales de compra nos las da “una curva de tipos positiva y el MACD por encima de 0. Entonces es cuando hay que especular” pero, ¿hasta cuándo debemos mantener posiciones largas? “hasta el final de la tendencia, mientras la curva de tipos presente una clara pendiente positiva y cancelaremos cuando el MACD en semanal por debajo de cero o cruce la baja de las medias de 10 y 20 semanas, o precio por debajo de la media de 55 semanas”.

Por ello, José Luis Cava concluye que “al ver la curva de tipos el trader puede adoptar el sistema de operación”.


Puede seguir el Trading Room pinchando AQUÍ