El gurú económico Joseph Stiglitz dijo que el efecto de la crisis financiera mundial duraría otros 2 ó 3 años, pero que la inversión para reducir el efecto del cambio climático podría ayudar a impulsar la recuperación.
Stiglitz sugirió que las reservas internacionales acumuladas por los gobiernos asiáticos, como el de China, deberían ser reasignadas para ayudar con las necesidades mundiales, como atender el cambio climático e impulsar el empleo, agregó.

El Premio Nobel de economía ha pedido un mejor mecanismo para establecer el precio de las emisiones de carbono y un impuesto a los contaminantes.

Stiglitz también dijo que los gobiernos deberían manejar los tipos de cambio para mantenerlos estables y competitivos en un ambiente en el que la relajación cuantitativa en EE.UU. está contribuyendo a crear monedas no competitivas.