Leves descensos en el Viejo Continente, salvo para el selectivo español que acentúa las órdenes vendedoras. El Ibex 35 se deja más de un punto porcentual y se sitúa en el nivel de los 11.300 puntos arrastrado por todo el sector bancario. En el mercado de divisas, el euro mantiene su fuerza frente al billete verde, se cambia por 1,4551 unidades mientras el precio del crudo cotiza en el entorno de los 70 dólares/barril.

Las plazas europeas cierran sus puertas y lo hacen con descensos, aunque leves. Pero sólo en Europa porque la renta variable española se coloca entre los peores con caídas superiores al punto porcentual y que le encarcela en el nivel de los 11.300 puntos. Ello en una jornada en la que el mercado ha recibido el mensaje, algo tranquilizador, del Banco Central Europeo: “lo peor de la crisis ya ha pasado”. Sin embargo, no todo es oro lo que reluce y menos tras las altas cifras de desempleo y la lenta recuperación económica que “podrían llevar a una espiral de tensiones y fuertes restricciones comerciales” como señala el banco central. Todo un escenario que se puede complicar, quizá, algo más para el sector bancario –el más castigado en todas las plazas bursátiles- ¿El motivo? Las medidas restrictivas propuestas por la Administración Obama que, como asegura JP Morgan, supondrían más que un camino de espinas para el sector.




Y es precisamente la banca, el sector más penalizado dentro del Ibex 35. Banco Popular encabeza los descensos que superan el 4% después de anunciar la ampliación de capital entre 1.000 y 1.200 millones de euros a un precio de entre 6,5 y 7 euros por acción. Del resto de la banca mediana, Bankinter se deja un 3,01%, Sabadell se deja un 2,69% mientras Banesto lo hace un 1,56%. Pero el rojo luce también entre los dos grandes y no sólo por su caída bursátil sino por el socio elegido en los movimientos corporativos. Y es que el color rojo del Santander lucirá en la escudería de Ferrari para lo que destinará 200 millones de euros en los próximos 5 años. Con este escenario, la entidad presidida por Emlio Botín se deja un 1,77%  pese a la mejora de recomendación que hace Morgan Stanley hasta sobreponderar. Por su parte, BBVA se deja un 1,69%.

Descensos entre el resto de pesos pesados, Telefónica cae un 0,14%, Repsol YPF cede un 0,48% e Iberdrola se deja un 0,69% mientras su filial de renovables suma un 0,30%. Una tendencia alcista que se vive entre algunas de las energéticas. Es el caso de Abengoa que sumó más de un 3% después de la mejora de recomendación que hace Deutsche Bank, eleva su precio objetivo hasta en un 21%. Enagás subió un 1,26%, Red Eléctrica rebotó un 0,83% mientras Endesa lo hizo un 0,30%.

Dentro del mercado continuo, Sniace protagoniza las mayores ganancias, repuntó un 22,84%, seguido de Grupo Tavex sumó un 14,40%, Inypsa rebotó un 4,39% mientras Prisa avanzó un 4,38%. Ganancias a las que se ha sumado también Campofrío tras lograr sinergias de 11 millones de euros por la fusión con Smithfield. Del lado de los descensos, Natra se dejó más de un 10% tras romper su fusión con Barry Callebaut. Un 5,23% cayó Inbesos mientras Sol Meliá lo hizo un 3,05%.