La compañía nipona Canon obtuvo un beneficio neto de 109.323 millones de yenes japoneses (971,3 millones de euros) en el primer semestre del año, un 12,2% menos que un año antes.
 
Canon obtuvo un beneficio operativo de 160.913 millones de yenes (1.425,8 millones de euros) entre enero y junio, un 19,7% menos, en tanto que sus ventas en el semestre bajaron un 2,9%, hasta superar los 14.900 millones de euros. La compañía japonesa ha explicado que el descenso de sus ventas se ha debido en gran parte a factores como la apreciación del yen frente al dólar estadounidense y un cambio en la demanda del mercado hacia los productos con precios más competitivos.

En el segundo trimestre del año, la empresa japonesa ganó 53.861 millones de yenes (473,9 millones de euros), lo que supone un 20,4% menos que el registrado en el primer trimestre, que fue de 67.638 millones de yenes (598,4 millones de euros).

El beneficio operativo de Canon ascendió a 78.411 millones de yenes (695,9 millones de euros) entre abril y junio, con un descenso del 30,9% respecto al trimestre anterior.