La Agencia Internacional de Energía asegura que los países industrializados cuentan con reservas necesarias en caso de que se produjeran cortes en el suministro de crudo debido a la crisis por la que atraviesa Oriente Medio.
  
El principal economista de la AIE, Fatih Birol, aseguró este martes que los altos precios del crudo suponen un riesgo para el crecimiento económico global. Hoy cotiza en el nivel de los 105 dólares el barril algo que, según Birol, es perjudicial para consumidores y productores puesto que podrían desbaratar el crecimiento económico y reducir la demanda de combustible.
 
Además, la AIE señala que podrían ralentizar la recuperación de la economía, aunque descarta una posible crisis de suministro ante la situación en Oriente Medio puesto que los países industriales cuentan con reservas suficientes para cubrir la demanda, según apuntaba Birol en una conferencia sobre energía celebrada en Indonesia.