Jamie Dimon, jefe ejecutivo de JPMorgan Chase comentó en la conferencia anual de la entidad sobre el sector de los servicios de la salud, que esperan que más municipios de EEUU se declaren en quiebra: "ya hubo seis o siete quiebras municipales y pienso que, lamentablemente, habrá mas". 
 Algunas ciudades como Harrisburg o Detroit han sugerido la posibilidad de declarar la quiebra. En total, según Chapman & Cutler (una firma de abogados de Chicago) hasta cinco municipios norteamericanos han solicitado la protección del tribunal de quiebras en 2010, cinco menos que en 2009.

Por su parte, Edmund Kelly, jefe ejecutivo de Liberty Mutual Holding, comentó que su compañía ha reducido su exposición a la deuda municipal de Connecticut, California e Illinois, "el mercado en cierta medida está descontando un rescate por parte del Gobierno federal".

El pasado 2008 la ciudad californiana de Vallejo se declaró en quiebra al no poder conseguir que los sindicatos de los trabajadores municipales aceptaran una reducción de sus salarios