La Comisión Europea ha abierto este viernes una investigación para averiguar si la farmacéutica estadounidense Johnson & Johnson pagó a las filiales de genéricos de la suiza Novartis para que retrasaran la comercialización de versiones genéricas del analgésico Fentanyl en Países Bajos.


De confirmarse, este acuerdo constituiría una infracción de las reglas de la UE que prohíben las prácticas que tienen por objeto restringir la competencia, ha avisado el Ejecutivo comunitario.

"Las farmacéuticas ya ven recompensados sus esfuerzos de innovación con la concesión de patentes. Pagar a un competidor para que se quede fuera del mercado constituye una restricción de la competencia que la Comisión no tolerará", ha avisado el vicepresidente del Ejecutivo comunitario, Joaquín Almunia, en un comunicado.