El Ibex 35 cierra la sesión del viernes con un descenso del 0,84%, ante el agravamiento de las tensiones comerciales entre EEUU y sus socios, en el contexto de la cumbre del G7. Así, el selectivo español reduce al 1,18% las ganancias acumuladas en la primera semana del nuevo Gobierno de Pedro Sánchez. Con la política italiana también sobre la mesa, la prima de riesgo española se mantiene por encima de los 100 puntos. El resto de principales bolsas europeas también cierran en negativo, con el euro y el petróleo Brent cediendo posiciones.

El IBEX 35 concluye la primera semana del nuevo Ejecutivo de Pedro Sánchez, desde que el pasado viernes triunfase la moción de censura del PSOE contra el Gobierno de Rajoy, con una subida acumulada del 1,18%. Sin embargo, el selectivo español pierde este viernes un 0,84%, hasta los 9.746,3 puntos, afectado por las tensiones entre EEUU y sus socios comerciales, en el arranque de la cumbre del G7.

Dentro del selectivo, solo cuatro valores se libran de las pérdidas. La mayor subida es la de Grifols, que repunta un 3,78%, después de que la compañía haya dicho antes los inversores que se va a focalizar en China y va a mantener su negocio tradicional.

A continuación se sitúa Viscofan, que se revaloriza un 1,40%, tras conocerse que la compañía que produce envolturas de colágeno para productos cárnicos, pretende ahora aplicarlo para tratar los infartos.  

Los otros dos valores que logran cerrar en positivo sonAmadeus yREE, que se revalorizan un 0,57% y un 0,11%, respectivamente.

En la parte contraria de la tabla, el mayor descenso es el de Aena, que cae un 3,67% ante informaciones que apuntan a que el nuevo Gobierno podría bajar el porcentaje del beneficio del gestor aeroportuario dedicado al pago de dividendo, así como revisar sus inversiones.

A continuación se sitúa DIA, que continuando con su tendencia bajista pierde hoy un 3,24%. En el año, la cadena de supermercados pierde más de un 38% de su valor en bolsa Otro de los grandes descensos es el de Arcelormittal que, penalizado por las caídas en los precios de los metales, pierde un 2,47%.

Grafico desde enero de 2018 del Ibex 35

En total, seis valores del selectivo registran descensos superiores al  2%. Entre ellos, se encuentraTelefonica, que pierde un 2,02%, en una sesión en la que JP Morgan ha recortado su precio objetivo en 50 céntimos, hasta los 8,5 euros por acción.

Así, todos los bancos del Ibex se tiñen de rojo. Banco Sabadell pierde un 1,35%;Banco Santander, un 1,48%; Bankia, un 0,83%; Bankinter, un 0,31%; BBVA, un 0,59%, y Caixabank, un 0,05%.

El resto de grandes valores, Iberdrola pierde un 0,90% e Inditex, un 0,07%.

En el Mercado Continuo, la mayor subida es la de los títulos A de Abengoa, que se anotan un alza del 12,56%, mientras que el mayor descenso es el de Masmovil, que cae un 6,23%.

La prima de riesgo de España sube hasta los 102,20 puntos básicos, al tiempo que el interés del bono español a 10 años avanza hasta el 1,471%.

La prima de riesgo de España se mantiene por encima de los 100 puntos

La prima de riesgo italiana se incrementa hasta los 268,40 puntos. Ayer Italia superó el último trámite para investir a su nuevo Gobierno, liderado por el primer ministro, Giuseppe Conte, y apoyado por El Movimiento 5 Estrellas y La Liga, tras recibir la confianza en el Parlamento italiano. El nuevo Ejecutivo obtuvo 350 votos a favor, 236 votos en contra y 35 abstenciones, obteniendo así la mayoría en la Cámara de los Diputados (baja). Con esta votación, el Ejecutivo quedó formalmente investido tras recibir este martes la confianza del otro tramo del Parlamento, el Senado, con 171 votos a favor, solo diez más de la mayoría.

El resto de principales bolsas europeas también cierran con tendencia negativa, salvo París, que sube un 0,03%. Fráncfort baja un 0,35%; Londres, un 0,30%; y Milán, un 1,89%. El euroStoxx 50 cede un 0,43%.

El euro cede frente al dólar y se intercambia a 1,176 billetes verdes.

En el mercado de materias primas, caen los precios del petróleo. El Brent de referencia en Europa lo hace un 0,91%, hasta los 76,66 dólares, al tiempo que el West Texas estadounidense se deja un 0,42%, hasta los 65,67 dólares por barril.

La sesión de hoy ha estado marcada por el inicio de la reunión del G7.  Los analistas de Link Securities no esperan se produzcan grandes avances en la reunión, que el presidente de EEUU, Donald Trump, abandonará antes de que concluya, tras un enfrentamiento entre el magnate y sus homólogos francés, Emmanuel Macron, y canadiense, Justin Trudeau, a través de Twitter.

El presidente norteamericano aprovechó la oportunidad para dirigirse a los dos líderes a través de un tuit en el que escribió: “Díganle al primer ministro Trudeau y al presidente Macron que están cobrando aranceles masivos a los Estados Unidos y crean barreras monetarias. El superávit comercial de la UE con Estados Unidos es de 151,000 millones de dólares. Espero verlos mañana”.

En la reunión del G7 también se tratarán temas como las sanciones a Irán o el cambio climático, donde también hay posturas muy dispares entre los participantes de la cumbre. El presidente francés, Emmanuel Macron, advirtió el miércoles que no firmará la declaración conjunta tradicional de la cumbre a menos que se avance en las tarifas y otros asuntos polémicos.

Así, Trump se marchará de Canadá, donde se celebra la cumbre, y podrá rumbo a Singapur, donde el próximo martes se reúne con el líder norcoreano, Kim Jong-Un. La reunión entre ambos mandatarios en una de las claves más relevantes de la próxima semana, junto a la reunión de la Reserva Federal (Fed) estadounidense y la del Banco Central Europeo (BCE).

El mercado descuenta que la Fed subirá los tipos de interés de referencia el próximo miércoles en 25 puntos básico, con lo que ya serían dos subidas en lo que va de 2018. Tras las fuertes cifras macro que se vienen publicando en el país es posible que en 2018, además de una tercera subida ya anticipada por la Fed, se produzca una cuarta.

Por el contrario, los analistas de Link Securities subrayan que “la desaceleración que parece que sigue padeciendo la economía europea en el segundo trimestre del año no facilita nada al BCE continuar con su proceso de normalización progresiva de la política monetaria, lo que sería conveniente que comenzara a hacer antes de que el ciclo económico vuelva a decaer, con el fin de tener margen de maniobra para volver a incrementar su estímulo a la economía cuando sea necesario”.