El rebote desarrollado desde mínimos anuales, zona comprendida entre 1,66 y 1,65, se frena a la altura de la directriz bajista desarrollada por el precio desde máximos de FEB11.

Con posterioridad el precio se gira a la baja y nos deja un máximo significativo en 1,88. Nivel que calificamos de clave debido a que su superación rompería la dinámica de máximos decrecientes desarrollada en los últimos 4 meses y vendría acompañada por divergencias alcistas (ver indicador MACD en gráfico inferior) y un amplio incremento en las acciones negociadas.
 
Mientras esto no suceda, el precio no recupere 1,88, la tendencia bajista es incuestionable y el riesgo reside en una vuelta a niveles de soporte, 1,66 / 1,65.


Intesa Sanpaolo en gráfico diario