La acción recupera posiciones con fortaleza después de marcar un nuevo mínimo anual en 1,65 y acompañada por un volumen de negocio notablemente superior a la media que, en ocasiones anteriores ocasiones han dado lugar a la formación de suelo.

Los signos de giro al alza se extienden al indicador MACD que se encuentra próximo a activar señal de compra. De todas formas, el movimiento se podría calificar de pullback a anteriores niveles clave, zona comprendida entre 1,78 / 1,82, y la tendencia bajista permanece imperturbable debido a que las medias móviles se encuentran cruzadas a la baja y la estructura de máximos / mínimos decrecientes no ha sufrido.

En este contexto descartamos un escenario de alzas sostenidas y consideramos que solo podríamos acompañar el rebote solo desde un punto de vista de trading a corto plazo si el precio es capaz de superar 1,82 y buscando la siguiente resistencia situada en 1,95.


Intesa Sanpaolo en gráfico diario (pinchar en la imagen para ampliar)