El anuncio de Mario Monti sobre su abandono del Gobierno italiano ha hecho que la apertura semanal fuera dramática, principalmente para las bolsas periféricas y las primas de riesgo. España ha conseguido alejarse de los números rojos, a pesar de que el sector bancario ha protagonizado las caídas del Ibex 35, especialmente en el caso de Bankia, Caixabank y Banco Santander. El selectivo fue salvado al perforar el 7.700; lo hizo con volumen y consigue cerrar por encima del nivel del 7.800 con un recorte del 0,54%.El euro mantiene el nivel del 1,29 en su cambio con el dólar
 
Italia ha levantado las alfombras de medio continente como ya hiciera hace algo más de un año. El actual primer ministro italiano, Mario Monti, anunciaba este fin de semana su dimisión después de que el Congreso transalpino dé el visto bueno a los presupuestos de cara a 2013. Así, vuelve Silvio Berlusconi a la primera escena política y la consecuencia directa de la apertura semanal fue el desplome de los mercados y el movimiento a la contra de las primas de riesgo. 

El foco se sitúa hoy sobre el mercado de deuda donde el riesgo país nacional parece haber contenido su escalada en los 423 puntos básicos, con un repunte cercano a los 8 pb. La italiana se dispara, sin embargo, hasta 25 pb, en los 347 puntos básicos. Y todo mientras el Gobierno español habla de 'contagio' y estudia ya cómo solicitar el rescate a Bruselas. Y en Italia, Mario Monti, advierte a los mercados que su gobierno "permanecerá en el poder hasta que llegue el nuevo Ejecutivo" con lo que se mantendrá también su política económica. 

BONO ESPAÑOL /ITALIANO 10 AÑOS, 3 AÑOS (FUENTE: BLOOMBERG)


El sector bancario ha protagonizado las pérdidas de las plazas europeas, a pesar de que "ha conseguido reducir las pérdidas a -1.02%, a 160.54 puntos", comentaban los analistas de Serenity Markets. La consecuencia directa de ello es el giro al alza de las bolsas centroeuropeas -con el Dax Xetra por encima del 7.500-, no así las periféricas pasada ya la media sesión y de ahí su cierre en positivo, aunque con ganancias moderadas. 

El Ibex 35 ha conseguido también frenar el desplome y su gráfico muestra cómo pasadas las 12 del mediodía el volumen impulsaba al selectivo al alza o lo que es lo mismo, salieron los cuidadores del mercado para evitar que el selectivo nacional se descolgara del 7.700. Así, el Ibex 35 cierra con una  caída del 0,54% hasta los 7.804 puntos. En Italia, el MIB milanés ha salido el peor parado de largo con un desplome del 2%.

IBEX 35, INTRADÍA (FUENTE: STINGRAY)
 
Detrás de la caída del selectivo se encuentran los bancos con Bankia a la cabeza que se deja un 2,67%. El segundo por la cola es Caixabank con un recorte del 1,96%, pero la cuestión es que este lunes los grandes también encabezan la zona de pérdidas. De este modo, el Banco Santander pierde un 1,74% hasta los 5,74 euros por acción, mientras que BBVA se deja otro 0,97%. El rebote -y la contraria- lo protagoniza el Banco Popular tras su ampliación de capital que rebota un 2,36 % hasta los 0,563 euros. 

Cerrando el capítulo de blue chips,Telefónica ha perdido la cota de los 10 euros por acción tras experimentar una caída del 0,70%. Repsol, por su parte, se deja otro 0,85%, mientras que Inditex, por aquello de estar ajeno al sector bancario y su externalización, cierra finalmente plano en los 100.8 euros por título. 

La sorpresa en terreno fundamental viene de Iberia. Los trabajadores, tras una reunión mantenida con la dirección del conglomerado IAG, han desconvocado la huelga prevista para el mes de diciembre a pesar de no haber alcanzado un acuerdo. Así, la aerolínea hispano-británica cierra unas ganancias del 1,14% hasta los 2,13 euros por acción. 

Wall Street marca nuevamente el ritmo bursátil en Europa después de una apertura en negativo. En el cierre de negociación en el viejo continente, la bolsa neoyorquina se ha girado al alza con ganancias moderadas que llevan al S&P 500 ha conquistar el nivel 'clave', según los expertos, del 1.420.