El Gobierno aprobará en la reunión del Consejo de Ministros de hoy un decreto ley por el que se crea el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) de entidades de crédito.


Se unificarán los tres fondos de garantía de depósitos existentes --bancos, cajas y cooperativas de crédito--, en uno solo para que absorba las eventuales pérdidas futuras del sector financiero.

Este único Fondo de Garantía de Depósitos, que se nutrirá de las aportaciones de las entidades financieras, proveerá al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) ante las pérdidas netas potenciales que puedan acontecer en el proceso de reestructuración.

La ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, explicó que, de esta forma, el sector financiero "asume en su totalidad los costes de saneamiento y reestructuración", y que para esta tarea cuenta con un patrimonio neto de 6.600 millones de euros, que se nutrirá con aportaciones de 850 millones anuales.