La compañía alemana controlada por la española ACS ha logrado un contrato en Omán por valor de 300 millones de dólares.
Hochtief, grupo constructor alemán controlado por ACS, se ha adjudicado un contrato de carreteras en Omán por un importe de 300 millones de dólares (unos 220 millones de euros), según informó el grupo. Con este proyecto, conseguido a través de su filial australiana Leighton, la compañía se posiciona en un mercado "clave" para su expansión por Oriente Medio. Además, considera que el proyecto le permitirá posicionarse en un país con perspectivas de crecimiento, dado que Oman prevé invertir unos 20.000 millones de dólares (unos 14.660 millones de euros) en infraestructuras en cinco años, según informa Invertia.