En lo que llevamos de año Grifols casi ha duplicado el valor con el que comenzaba 2012 (acumula una revalorización del 95%) pero, llegados a estos niveles de vértigo nos preguntamos, ¿qué podemos esperar de una acción en máximos históricos y cuyo precio objetivo se encuentra por debajo de niveles actuales?

La subida de Grifols nada tiene que ver con la devaluación del Ibex 35 (9,99%) y, ni si quiera con la de el resto de valores del Ibex 35 pues, sólo Inditex, con una subida anual del 52%, podría atreverse a hacerle sombra.

Actualmente Grifols cotiza con una caída del 1,66% en los 25,80 euros. “El título tiene su principal resistencia en 27 euros, mientras que por abajo encuentra soporte en 24,70 y 22,68 euros consecutivamente”, indica Luis Francisco Ruiz, analista de Estrategiasdeinversion.com. "Su estructura técnica es muy alcista y sus resultados y la estrategia de la compañía hará que sus accionistas tengan premio como consecuencia de una excelente gestión", afirma convencido Miguel Méndez, director de Big Deal Capital.

COTIZACIÓN GRIFOLS:



Si antendemos a su PER, que se sitúa en 26,49 veces beneficios, algunos expertos consideran que ya está cara. Alberto Roldán, director de Análisis de Renta Variable de Inverseguros, comenta que “cuando compramos compañías caras, las tendencias tienden a morir y es el caso de Grifols”. ¿Ya ha dado Grifols todo lo que podría dar? Javier Flores, responsable del servicio de estudios y análisis de ASINVER, cree que “el precio de la acción ya incorpora la historia de éxito de la compañía, al menos, en el medio plazo, por lo que lo más prudente sería pensar en una etapa de consolidación del precio”.

De hecho, tanto fue el cántaro a la fuente que… el sentimiento del mercado se rompió. El valor acumula en los últimos tiempos reducciones de recomendación de los expertos, según refleja el sentimiento del mercado y el precio objetivo (12 meses vista) que fija el consenso recogido por FactSet y se sitúa un 8% por debajo del precio de cotización actual, en 23,79 euros.
 

ÚLTIMAS RECOMENDACIONES:



Para Álvaro Blasco, Director de ATL Capital, la de Grifols es “la típica historia de que le costó mucho arrancar, se ha dejado en el camino a muchos accionistas y ahora su carrera es espectacular. Si estoy dentro, las mantendría con un stop y si tuviera que entrar ahora mismo habría que esperar un poco. A pesar de que es cierto que pueda seguir subiendo, lo normal es que corrija a niveles de 7-10% para entrar con más holgura”.

Sin embargo, ante el abismo de un rescate total de la economía española, Grifols podría funcionar como valor refugio. Desde el punto de vista del negocio, Grifols ha reducido a mínimos el peso de España y ya registra más del 60% de sus ventas en Norteamérica gracias a la compra de Talecris, compañía que espera le haga duplicar sus ventas este año. Su posición de liderazgo en el sector es manifiesta: es la tercera compañía de sus características a nivel internacional con una “cuota de mercado del 19%. Por ello, en IG lo incluyen entre sus recomendaciones de inversión “por su carácter anticíclico".

Recientemente la agencia de calificación Standard & Poor's mejoró su rating de BB- a BB con una perspectiva estable.