Los griegos eligieron en la repetición de las elecciones legislativas de ayer al partido Nueva Democracia, movimiento a favor de permancecer en la Unión Europea. El presidente del partido vencedor, Antonis Samaras, ha convocado a los partidos políticos griegos a la formación de un gobierno de concentración.

El partido Nueva Democracia venció en las elecciones legislativas griegas de este domingo con un 29,5% de los votos (128 escaños), por delante de la Coalición de la Izquierda Radical, SYRIZA, (27,1 y 72 diputados).
 
Samaras ha asegurado que "el pueblo griego ha votado por el camino europeo y por que sigamos en el euro". "Han votado por el empleo, la justicia y la seguridad. No más aventuras", ha declarado, en referencia a la postura contraria al rescate del segundo partido más votado, la Coalición de la Izquierda Radical (SYRIZA).

Por detrás estarían el Movimiento Socialista Panhelénico (PASOK), con el 12,3 por ciento (32 diputados); Griegos Independientes (7,6 por ciento y 20 diputados), los neonazis de Amanecer Dorado (7 por ciento y 18 diputados), Izquierda Democrática (6,2 por ciento y 17 diputados) y el Partido Comunista Griego (KKE), que obtiene el 4,5 por ciento de los votos y 12 diputados.

Estos resultados son una estimación correspondiente al 18 por ciento del recuento de una muestra de voto real de más de 3.000 colegios electorales y el margen de error es de +/- 0,5 puntos porcentuales.

La canciller alemana Angela Merkel manifestó su creencia en que "Grecia va a respetar sus compromisos". Además, el ministro de Exteriores, Guido Westerwelle, ya ha dado señales de apoyo a Grecia al ofrecer a su futuro Gobierno “volver a hablar de los plazos” de sus programas de austeridad.