Los grandes bancos de Japón estudian habilitar un fondo de emergencia de un billón de yenes (8.722 millones de euros) para la Compañía Eléctrica de Tokio (TEPCO).

Esta  compañía es la encargada de la gestión de la central nuclear de Fukushima-1, la más afectada por el terremoto que el 11 de marzo sacudió la costa noreste del país, según informa Kiodo.

TEPCO ha consteado las tareas de refrigeración y de restablecimiento del suministro en sus seis reactores.