El gobierno francés ha suspendido hoy la aprobación de nuevas instalaciones fotovoltaicas para producir electricidad.
 
Según el gobierno las medidas de suspensión de instalaciones fotovoltaicas se debe a la intención del ejecutivo de combatir la burbuja que se está creando en el sector.
 
Tras ese periodo se establecerá un nuevo sistema tarifario para este tipo de energía.