El fabricante de vehículos estadounidense ha anunciado un beneficio neto de 1.650 millones de dólares, o 41 centavos por acción, frente a los 1.690 millones de dólares que ganó en el mismo periodo del año anterior. Es el segundo mejor tercer trimestre en toda la historia de Ford.

Los ingresos crecieron a 33.100 millones, desde los 29.000 millones de dólares que facturó entre julio y septiembre de 2010.

Las ganancias están por debajo de lo que esperaban los analistas consultados por FactSet, que habían previsto un beneficio por acción de 45 centavos, mientras que los ingresos han superado con creces las estimaciones, de 29.870 millones de dólares.