La agencia de rating Fitch ha mantenido a la compañía gasista Gas Natural SDG en perspectiva negativa en su calificación a largo plazo, que sigue en A-, según ha informado la firma de calificación de riesgos en un comunicado.
En este mantenimiento de perspectiva negativa ha pesado tanto el conflicto con Sonatrach como la situación de incertidumbre en el Norte de África o la evolución del mercado energético español.

La agencia Fitch también ha confirmado la deuda a corto plazo de Gas Natural en la calificación F2, según señala la nota de esta firma.