Fitch ha recortado asimismo el rating de viabilidad de BFA y de su filial Bankia hasta 'c' desde 'bb-' ante la solicitud de la matriz de recibir capital público y la posibilidad de que sean necesarios más recursos para reforzar sus niveles de capital.

Asimismo, ha alabado la última reforma del Gobierno aprobada el pasado viernes, que eleva las exigencias de provisión del sistema financiero español sobre los créditos al 'ladrillo' sin incidencias de pago.

La agencia de calificación crediticia Fitch Ratings ha ratificado en el día de hoy las calificaciones crediticias de Bankia, manteniendo el rating a largo plazo en BBB+ y el corto plazo en F2. La perspectiva se mantiene en estable.

En la misma nota Fitch Ratings ha revisado la calificación de viabilidad de la entidad (Viability Rating) a “c”, desde “bb-“. Por último, la agencia también ha ratificado las calificaciones de las siguientes emisiones de deuda:

Deuda senior a largo plazo: BBB+
Papel comercial: F2
Deuda avalada por el estado: A

La agencia de calificación indica que la rebaja del rating de Bankia refleja su débil rentabilidad, financiación y liquidez, así como su elevada apelación a las subastas del Banco Central Europeo (BCE), y su elevada exposición al sector inmobiliario.

Fitch apunta además que la tasa de morosidad de los créditos promotores e inmobiliarios de Bankia se encuentra bajo presión ante la debilidad económica en España.