Cobas Asset Management, la gestora que puso en marcha Francisco Paramés, el llamado “Warren Buffett español”, no está muy alineado con el consenso. En opinión del experto, Europa no solo no está barata, sino que sigue sin ofrecer muchas oportunidades.  Eso sí, las caídas en España abrieron la oportunidad de incrementar la exposición en algunas compañías.

En su última carta trimestral, los gestores de la firma explicaban que “en Europa, nuestro medio natural, no encontramos suficientes compañías de calidad a precios atractivos, por lo que mantenemos posiciones más elevadas de lo habitual en compañías no europeas y con algo más de orientación hacia las que se encuentran en negocios “commodities”, especialmente en algunos sectores donde hay necesidades de capital, como el transporte marítimo”. Explican que estas compañías “commodity” tienen un objetivo, defender la cartera ante las posibles consecuencias negativas de la manipulación monetaria de los bancos centrales.

La firma de Paramés hace estos comentarios en un momento crucial para los bancos centrales mundiales. La FED ya ha dejado el camino libre para la tercera subida de tipos este año –y, además, ha comenzado a reducir su balance. Por si fuera poco, en enero del año que viene se producirá un relevo en la dirección y Jerome Powell, el elegido por Donald Trump, sustituirá a Janet Yellen. Parece, eso sí, una decisión muy continuista.

Por su parte, en Europa, el presidente del BCE, Mario Draghi, ya ha comunicado que en enero comenzará a reducir el QE, es decir, en lugar de destinar 60.000 millones de euros a compras de activos al mes, empleará la mitad, es decir, 30.000 millones de euros.   El Banco de Inglaterra el jueves elevó los tipos de interés por primera vez en diez años. Es decir, la situación desde un punto de vista monetario ha entrado en un nuevo mundo y parece que Paramés y su equipo quiere  protegerse. En este entorno, Cobas Asset Management sigue prefiriendo estar fuera tanto de Europa como de la Zona euro.                                                

Lo han hecho, eso sí, cubriendo la exposición a la divisa, ya que creen que el EURUSD puede llegar hasta 1,25 o 1,30.

Pero, ¿qué ha hecho Paramés en la Península Ibérica?

Explican en la entidad que “gracias a la corrección del mercado español y las noticias negativas en algunas compañías, hemos encontrado nuevos valores con potencial interesante, lo que nos ha permitido alcanzar un potencial de revalorización del 40%”.

Apuntan que “durante el trimestre hemos iniciado posiciones en compañías en las que en casi todos los casos se han producido caídas más o menos importantes en las cotizaciones que han traído los valores a zonas atractivas de compra”.

Así, han aumentado su exposición a Técnicas Reunidas. Aseguran que  se trata de una “compañía que conocemos desde hace tiempo y con una calidad que está fuera de dudas. La pérdida de 2 contratos ha provocado una exagerada caída en la cotización (un 21,02% durante el trimestre), que hemos utilizado para subir su peso en la cartera”.

Además, durante el pasado trimestre, Paramés decidió entrar en la OPV de Unicaja Banco. En la entidad lo explican así: “excepcionalmente hemos acudido a una Oferta Pública de Venta. El hecho de que el vendedor fuera algo “forzado” mitigaba el problema habitual en estas operaciones, que el que vende dispone de mucha más información que el que compra. El activo, un banco razonablemente bien gestionado, y el precio eran, en todo caso, interesantes”. La firma se ha revalorizado casi un 9% desde su debut.

Dentro de las primeras diez posiciones de su fondo Cobas Iberia, ha aumentado la participación en Elecnor (la que más peso tiene en estos momentos en ese fondo), en Técnicas Reunidas, en Galp, Euskaltel, Ferrovial y Tubacex.  Por el contrario, ha reducido participación en Vocento, Sonae y Semapa.

Cobas