El economista jefe de Wells Fargo ha dicho que EEUU tendrá que tomar unas decisiones similares a las de estos países en relación a su presupuesto.

Según se acerca la fecha límite en el Congreso estadounidense para llegar a un acuerdo sobre el presupuesto, el analista ha declarado a la CNBC que "la previsión de un crecimiento económico moderado pronosticado por la mayoría de economistas del país no generará los ingresos fiscales suficientes para financiar el gasto del gobierno a largo plazo. Tenemos que hacer algunos arreglos en relación con recortar las promesas que fueron hechas por los políticos."

“Hemos tenido cuarenta años de promesas políticas que han proporcionado a los ciudadanos ciertos derechos, ciertos beneficios. Ahora, estamos en un momento, en el que Estados Unidos se encuentra en una posición muy complicada. No somos la economía dominante y nuestro ritmo de crecimiento se ha moderado. Nuestra capacidad de financiación no es ilimitada” ha declarado el economista de Wells Fargo.

Republicanos y demócratas no están de acuerdo sobre la manera de financiar al gobierno federal para el segundo semestre de este año fiscal.