El director de Comeback America Initiative ha declarado que EEUU está gastándose 4 mil millones más al día de lo que ingresa, poniendo al país en un camino fiscal insostenible perpetuado por demócratas y republicanos.

“Solucionar los problemas de este país requerirán una combinación que supone la reducción de gastos pero también extender el tipo impositivo de manera más uniforme” ha afirmado el ex comptroller general de Estados Unidos a la cadena de televisión CNBC:

“No estamos creciendo lo suficiente y no vamos a salir de este problema” ha dicho David Walker. “Deberíamos tener un crecimiento en el PIB de dobles dígitos durante décadas para salir de este agujero”.

La organización de Walker promueve la estabilidad fiscal y advierde de que EEUU está por detrás de muchos países desarrollados en términos de poner su política fiscal en orden. Comeback America es un grupo de reflexión conservador financiado principalmente a través de una beca de la fundación Peter G. Peterson, llamado así por el fundador de la firma de capital privado Blackstone Group.

De hecho, según un índice de este grupo, Estados Unidos está peor, desde el punto de vista fiscal, que muchos países con mucha deuda como Italia o España

“Con una nación que ha alcanzado su tope de deuda en 14.294 billones de dólares y que necesita un aumento; el Congreso está debatiendo una combinación entre el aumento de los impuestos y los recortes en los gastos para no terminar como Grecia, España o Portugal, que están en peligro de impagos en la deuda.”

Walker se inclina más hacia el lado de los recortes pero también considera que las desigualdades en la estructura tributaria deben ser corregidas para ayudar a generar ingresos.

“Hay que ampliar la base del 51% de estadounidenses que no pagan el impuesto sobre la renta. No es aceptable en una democracia” ha señalado Walker.