El BBVA ha empeorado sus predicciones para España en el presente y el próximo año, al haber detectado un crecimiento más lento del que preveían hace dos meses.

Pero ahí no queda la cosa, BBVA cree que el crecimiento que experimente España éste y el próximo año va a seguir siendo insuficiente para rebajar del 20 % la tasa de paro al menos hasta 2013.

El informe "Situación España" de BBVA Research no espera cambios abruptos en el "tímido" patrón de recuperación, pero incorpora al análisis elementos que tiran hacia abajo de las predicciones, como la debilidad de la demanda doméstica, la subida de precios del petróleo y el incremento de tipos de interés.

Es por ello que sus previsiones de crecimiento del PIB se mantienen en el 0,9 % en 2011, pero bajan al 1,6 % en 2012, casi medio punto menos de lo que decían en febrero, mientras que pronostican que el paro empeorará aún más en los dos ejercicios, hasta el 20,8 % y el 20,5 %, respectivamente.

Las previsiones son más pesimistas que las que defiende el Gobierno, que confía en un crecimiento de la economía del 1,3 % para este año y del 2,3 % para el siguiente, lo que permitiría bajar del 20 % de paro ya en 2011.
Sí coinciden en considerar "factible" y además "imperativo" cumplir el objetivo de reducir el déficit público para 2011 hasta el 6 % del PIB, recalcó el economista jefe del Servicio de Estudios, Rafael Domenech.