El famoso inversor ha dicho que lo sucedido en Japón va a aumentar la demanda de gas natural y petróleo y que el mundo sigue dependiendo de la energía nuclear.

Rogers, cuya cartera está compuesta principalmente por divisas y commodities, ha afirmado en una entrevista a la CNBC que “los precios del crudo van a subir de forma considerable durante la próxima década”.

También ha hablado de la dependencia que tenemos de la energía nuclear, a no ser que encontremos un sustitutivo del petróleo y el carbón. Su apuesta en materias primas a largo plazo se centra en el uranio y en acciones de energía nuclear. “En dos o tres años, cuando las cosas se tranquilicen, son buenas opciones” ha declarado el cofundador de Quantum Fund.

El presidente de Rogers Holdings ha contado en la entrevista que está comprando yuanes chinos, siempre que puede, ya que el gobierno de la república popular está imponiendo muchos controles de capital. “Sólo me gusta comprar cuando China se derrumba y no se ha derrumbado en casi dos años”. Ha añadido “mis hijos van a heredar mis acciones chinas. No tengo planeado vender estas acciones nunca”.