El dato de paro golpeó la apertura de la última sesión de la semana en Estados Unidos. Tras conocerse que Estados unidos frenó la creación de empleo y el paro alcanzó máximos del mes de abril, los indicadores en Wall Street se decantaron por los números rojos. El Dow Jones cede un 0.2% hasta los 11.336 puntos. El tecnológico reduce sus caídas hasta el 0.2% mientras que el S&P500 descuenta un 0.3% en los primeros minutos de negociación.

Las compras tendrán que esperar por el momento en Wall Street. Y el dato de paro ha sido el causante. Después de conocer que el dato de paro semanal publicado ayer superó las previsiones de los analistas – una vez publicado el informe del ADP constatando el mejor mes de creación de empleo desde 2007- los indicadores se han girado a la baja en los primeros minutos de negociación. Esto es, el Dow Jones pierde un 0.25% y marca los 11.336 puntos. El tecnológico cede un 0.2% en tanto que el S&p500 pierde un 0.3% en los primeros minutos de negociación.

Los analistas esperaban que la economía estadounidense aumentara su ritmo de creación de empleo en noviembre hasta los 155.000 nuevos puestos de trabajo, el doble de los 87.000 de media en lo que va de año. Finalmente, para sorpresa del mercado, la creación de empleos se redujo a 39.000. Además, la tasa de paro subió también contra pornóstico, desde el 9,6% hasta el 9,8%, sus máximso desde abril.

En el plano empresarial, Goldman Sachs es el protagonista en la apertura minutos después de que Financial Times anunciara la posible venta de su división hipotecaria, Littion Loan Servicing. Una operación que podría poner fin a la incursión de tres años de Goldman en el negocio de recolectar créditos hipotecarios y realizar ejecuciones hipotecarias contra deudores morosos.  La entidad pierde algo más de medio punto porcentual en la apertura, hasta los 162.50 dólares. 

Sin embargo, Big Lots es el verdadero titular de la apertura estadounidense. La minorista ha publicado resultados del tercer trimestre con unas cifras que han bajado un 42%, hasta los 17.7 millones de dólares, desde los 30.3 millones obtenidos en el mismo período de un año antes.  Unos resultados que le han llevado a perder más del 2% en los primeros minutos de negociación, hasta los 31.09 dólares.  Sin salir del sector minorista, Wal Mart se deja un 0.3% en tanto que Best Buy supera el punto porcentual de penalización, hasta los 43.19 dólares.

Hasta la publicación de estas cifras, las compras de bonos anunciadas ayer por el BCE fueron la calma de los mercados, con especial alivio para la deuda periférica. El euro por encima de los 1,32 dólares, lo que ayuda de paso a elevar el precio del petróleo hasta los 88 dólares por barril.