El índice Nikkei de la bolsa de Tokio cerró la sesión en negativo: una caída del 2.43% que le llevó a los 10.492 puntos. Números rojos que se contagiaron al resto de plazas asiáticas.

En la última sesión las bolsa asiáticas han caído con fuerza, marcando el mayor retroceso de los últimos seis meses. El índice Nikkei de la Bolsa de Tokio ha caído un 2,43% cerrando la jornada en los 10.492,38 puntos, el Hang Seng de Hong Kong ha cedido un 1,79% situándose en los 22.976 puntos mientras con respecto al Australia el S&P/ASX ha terminado la sesión con un -0,48% en 4.803,20 puntos.

Las renovadas tensiones en Libia y más en general en Oriente Medio y el consecuente encarecimiento del petróleo de las últimas semanas están afectando a los inversores asiáticos, sobre todo con respecto a los temores de un repunte de la inflación y una ralentización del crecimiento a nivel global.

Desde el punto de vista de vista macro, esta madrugada conocimos los datos del PIB australiano, que en el cuarto trimestre 2010 marcó un 2,7% anualizado, ligeramente por debajo del 2,8% esperado por el consenso.

En el plano empresarial, destacamos las caídas de Qantas Airways Ltd en Sidney y de Toyota Motor Corp en Tokio (-1,7%) debidas a la subida del precio del crudo.

En el mercado de divisas, el Yen japonés se depreciaba un 0,23% situándose en 82,05 Y/$, el Won surcoreano se depreciaba un 0,41% situándose en 1128,25 W/$ mientras el Ringgit malayo bajaba un 0,14% situándose en 3.0400 R/$.

Dracon Partners EAFI