Con motivo de la celebración de la junta general de accionistas de Gas Natural Fenosa,  Salvador Gabarró, presidente de la empresa, ha analizado los puntos más relevantes del futuro de la empresa a corto y largo plazo. Unos planes que pasan por sanear el balance de la empresa para volver a las inversiones en 2015.

 Claro y conciso y breve. Salvador Gabarró, presidente de Gas Natural Fenosa ha resumido el futuro y el presente de la empresa con motivo de la celebración de la junta de accionistas.  Escudado por Rafael Villaseca, consejero delegado de Gas Natural, el máximo mandatario de la compañía ha señalado como primer punto, que la integración de Gas Natural con Fenosa se puede dar por concluida, con un “equipo directivo compacto”.

En segundo lugar, el presidente ha señalado que los resultados en 2010 han sido muy buenos y que “podrían haber sido excelentes” si no llega a ser por el laudo con la empresa Sonatrach. Y es que sobre este tema ha versado buena parte de la ronda de preguntas. Según Villaseca, la compañía ha provisionado suficiente para cubrir un posible fallo en contra de la gasística del selectivo. Una provisión que afectó de manera muy negativa a la cotización de la compañía en la segunda mitad del pasado año.

Según ha señalado Villaseca, “el fallo ha sido desproporcionado y abusivo”. A pesar de ello, los directivos de Gas Natural han señalado que el nuevo equipo  gestor  mantiene un “talante más negociador que el anterior”

En tercer lugar el tema se ha trasladado al pago del dividendo. Un dividendo que podrá cobrarse en metálico o en acciones, “con el consiguiente ahorro fiscal para el accionista” señala Gabarró y que ha ascendido hasta en un punto porcentual; lejos aún del 10% prometido.

En cuanto a la situación geopolítica, el presidente considera que en lo que a Gas Natural respecta, de momento no prevé problemas ni en Argelia, ni en Omán, ni en Qatar, intereses estratégicos de la empresa.

Por último el presidente se ha referido a la situación que desde el pasado marzo se vive en Japón a raíz del terremoto y posterior tsunami. Gabarró ha señalado que la situación actual, con la paralización de numerosos proyectos nucleares, va a acelerar el desarrollo de las energías alternativas y renovables además de “beneficiar al carbón y al gas.

A pesar de ello, el máximo mandatario sigue considerando “indispensables las centrales nucleares” para mantener el nivel energético, tanto a nivel doméstico como a nivel mundial.

Plan estratégico

En cuanto al plan estratégico de la empresa los dos puntos clave que ha señalado Rafael Villaseca, pasan por la consolidación del balance y “por la solidez financiera” en un mercado turbulento en el que vivimos ahora. Eso sí, Villaseca ha dejado entrever que tras el primer plazo de este plan, a partir de 2014, comenzarán de nuevo las inversiones De hecho, el consejero delegado considera que a partir de 2012 el crecimiento será la tónica general y Gas Natural “deberá apostar por aquellos mercados en expansión”.

Por último, la cotización del valor y como ha señalado Villaseca, los títulos de Gas Natural estuvieron muy castigados a lo largo del segundo semestre del año pasado, una situación que ha venido corrigiéndose a lo largo de este año y que ha llevado a la compañía a ser una de las destacadas en su segmento dentro del viejo continente.