Sin Wall Street…habrá poco movimiento en los mercados, o eso se creía. La renta variable europea ha puesto fuerza en su movimiento a la baja y, al ritmo del 2.58% el Ibex35 terminó la sesión en los 11.657 puntos. Una caída en la que sólo OHL nadó a contracorriente y en la que el euro cedió hasta marcar los 1.4982 dólares.

Sin un apoyo para seguir subiendo. La renta variable europea se ha arropado en la ausencia de Wall Street – cerrado por la festividad del Día de Acción de Gracias- para cerrar la sesión con fuertes caídas. Y ello, en contra de toda opinión que auguraba que los índices tendrían pocas variaciones y volumen. El CAC-40 perdió un 3,4%, el DAX se despidió de la sesión en los 5.623 enteros mientras que el FT-100 perdió algo más del 3% en los últimos minutos de negociación. El selectivo español no fue menos y, tras perder un 2.58% asentó sus caídas sobre los 11.657 puntos.

Gráfico Ibex35


Una fuerte debacle que se ha visto impulsada por el anuncio de la entidad árabe Dubai World, controlada por el estado, de que ha solicitado paralizar los pagos de deuda durante seis meses. Una decisión que podría provocar una potencial pérdida de dinero entre una gran cantidad de bancos europeos. Las entidades españolas reaccionaron, aunque también lo hicieron tras el anuncio de que Moody´s estaría valorando la rebaja del rating de las preferentes de algunas de las compañías del sector. Banesto perdió un 4% y cerró la sesión en los 8.52 euros. BBVA se despidió de los 13 euros mientras que Santander cedió un 3,26% y marcó en los 11,44 euros el cierre de la sesión.

En tono igual de negativo cotizaron el resto de pesos pesados. Telefónica descontó un 1,8% de su cotización un día después de anunciar la compra del 14% de Digital + a Prisa. Una operación que valora el 100% de la plataforma en 2.350 millones de euros. Repsol retrocedió un 2,5% después de anunciar una inversión de 4.000 millones de euros en Bolivia para el desarrollo de un yacimiento en el país. Con una caída del 1,8% cotizó Iberdrola mientras que su filial de renovables se acercó – pero sin pasarlo – al punto porcentual de caída.

Tan sólo un valor se sostuvo en terreno positivo. OHL ganó un 1,25% en la sesión y marcó los 18,65 euros al cierre. ¿El motivo? La compañía ha aprobado una ampliación de capital por 199,48 millones de euros para fortalecer su capital. Una operación con la que pondrá en circulación 16,6 millones de acciones ordinarias a 12 euros por título.

La tendencia positiva también fue “tónica” general en algunos de los valores del continuo. Mecalux sumó un 7,5% a su cotización tras haber anunciado su intención de realizar una Oferta Pública de Exclusión para dejar de cotizar en bolsa. Operación en la que ofrecería un precio “no superior” a los 15 euros por acción. Las subidas del valor sólo fueron superadas por Nicolás Correa que sumó un 9,8% de revalorización .Campofrío y Unipapel – con subidas del 0,7% y del 0,4% respectivamente- completaron el podio de los números verdes.

En terreno negativo Montebalito y Sol Meliá compartieron caídas superiores al 7%. El mismo porcentaje que restó vocento de su cotización. Prisa, protagonista de la sesión, cedió un 6,4% y se asentó sobre los 3.18 euros.